26 de septiembre de 2010

VINCENT VAN GOGH - CARTAS A THEO

ANTONIO RABINAD realizó la traducción, incorporó fragmentos biográficos, notas y escribió el epílogo de este libro.
Consiste en una selección de las cartas que Vincent Van Gogh escribió a su hermano Theo, desde el año 1873 en Londres, hasta su muerte en julio de 1890 en Auvers-Sur-Oise. En ellas vamos descubriendo el carácter del pintor, su evolución artística, sus pasiones, preocupaciones, deseos y conflictos, así como la gran cultura literaria y artística que poseía.
El artista trabajó en la Galería Goupil en Londres. Posteriormente se preparó como pastor protestante y estudió teología en Amsterdam, pero esto lo abandonó. Admiraba a los trabajadores y su mundo, por ello se desprendió de todo y vivió como ellos. Poseía una gran cultura artística gracias al trabajo que realizó en la Galería Goupil. Cuenta que en Etten hizo un dibujo, copia de “una mañana de domingo” de Emile Bretón. Estando en Bruselas dijo que sentía la tentación de dibujar. Y desde entonces hasta su muerte no lo dejó de hacer. Dependió económicamente de su hermano desde el año 1880, hecho que le producía remordimientos y que sacaba a relucir en muchas ocasiones justificándose y expresando sus esperanzas de un futuro más próspero. Al final de su vida su excentricismo derivó en alucinaciones y agresividad que acabaron con él.

Lo más impresionante de su personalidad era su tenacidad a la hora de trabajar. En el transcurso de diez años realizó 879 cuadros y 1756 dibujos. Comenzó estudiando seriamente la teoría, anatomía, perspectiva, luz y sombras, color, etc. Visitaba todas las exposiciones y museos que tenía a su alcance. Y leía buena literatura.
En sus comienzos sus dibujos y pinturas se centraban en campesinos y trabajadores, realizados con colores oscuros. Posteriormente trabajó mucho el paisaje, le gustaban las figuras, los retratos, realizó numerosos autorretratos. Los impresionistas le influenciaron en su paleta que se fue aclarando progresivamente. También le interesaba pintar escenas nocturnas. Practicaba con el lápiz de carpintero, carboncillo (lo mojaba en agua, lo fijaba con aceite), tiza, tinta, bistre, betún, acuarelas y oleos. Se decantó por el óleo que tenía más fuerza para expresar la rudeza de las figuras. Estaba muy interesado por las leyes del color. Opinaba que los grandes coloristas no utilizaban el color local, y defendía la utilización del negro y del blanco. Estudiaba los colores complementarios, el contraste simultáneo y la influencia recíproca de los semejantes. Trataba sobre la importancia del color del marco y de la pared que envolvían al cuadro así como de los otros cuadros que se colocaban junto a él. “me importa menos que el color sea exactamente fiel, con tal que quede tan bello en el lienzo como en la vida”1. Asistió una temporada a clase de pintura de la academia, pero no le interesaba que sus figuras fueran exactas desde el punto de vista académico, ni el énfasis que se le daba al contorno. Para él las mejores pinturas desde el punto de vista técnico, eran las que observadas de cerca, se las ve hechas de colores separados y producen su efecto a cierta distancia. Era difícil disponer de modelos, por su coste. Cada vez trabajaba con mayor rapidez, y con mayor intensidad de color.

Sus pintores preferidos eran Rembrandt, Delacroix, Millais, Corot, Bretón, Israëls, Daumier, Jules Dupré, Meissonier. Pensaba que pintores como Millet, Delacroix, Meissonier, no habían sido sobrepasados en su siglo. Admiraba mucho las estampas japonesas. Su obra estaba influenciada por todos ellos.
Vivía prácticamente en soledad. Entre sus amigos estaban: Gauguin (con el que vivió en la casa amarilla de Arles, hasta que sus conflictos acabaron con su convivencia), Emile Bernard, Toulouse Lautrec, Signac, el doctor Gachet (finalmente se enemistaron posiblemente por la hija de este) y sobre todo su hermano Theo.
Vivió en distintos sitios. Sus cartas se evían desde Londres, París, Amsterdan, Etten, Bruselas, Borinare, Drenthe, Neunen, Amberes, Arles, Saint-Rémy, Auvers-Sur-Oise. Estos sitios fueron importantes en su vida, pues en ellos conoció obras de arte, se empapó de sus paisajes y sus gentes que luego representaría en sus trabajos.


Amante de la literatura, profundizó en obras de entre otros, Zola, Balzac, Shakespeare, Victor Hugo, Dickens, Tolstoi, Voltaire, Erckmann-Chatrian Beecher Store, Esquilo, Fabritius, Daudet, Goncourt, y conocía en profundidad La Biblia. Esto nos muestra que fue una persona instruida y culta para su tiempo.
Su dependencia económica de Theo le hacía sentir mal y en muchas ocasiones sacaba a relucir este tema, deseando recompensarle en el futuro por su esfuerzo financiero. En el año 1881 pensaba que triunfaría. Pero en el verano de 1887 “Me entristece pensar, que, incluso en caso de éxito, la pintura no compensará nunca los gastos”2. “Para triunfar, se necesita ambición, y la ambición me parece absurda”3. “La esperanza, el deseo de triunfar está quebrantado, y trabajo porque necesito hacerlo; para no sufrir tanto moralmente, para distraerme”4. “En cuanto a la venta, tienes razón: no la busco expresamente, en realidad, yo preferiría, si pudiera, no vender jamás”5. “Como pintor, yo nunca llegaré a ser importante; estoy absolutamente seguro”6.

Siempre había tenido miedo a la locura, su padre lo amenazó en varias ocasiones con internarle. Fue ingresado en un hospital tras cortarse la oreja. Una comisión de vecinos pidió que fuera encerrado por considerarlo loco. Posteriormente el mismo pidió ser ingresado otra vez en un manicomio pues no se encontraba bien, tenía alucinaciones y carecía de fuerzas para volver a instalar un nuevo taller. Finalmente le perdió el miedo a la locura. Trabajaba más que nunca. Pero estaba muy hundido “me siento triste y desdichado más de lo que sabría expresar, y no sé ya donde estoy”7. Seguidamente se trasladó a Auvers-Sur-Oise, cerca de París, allí murió el 29 de Julio de 1890, por un disparo en el pecho, con 37 años de edad. 

Según el autor nada demuestra que estuviera loco, tal vez si inadaptado y angustiado. Según Gachet lo que tenía era una intoxicación por trementina. Además arrastraba un gran sentimiento de culpa y de fracaso en la vida y en el arte.
Al final de su vida no está claro lo que pasó. El doctor Gachet prohibió a su hija que viera a Vincent, y este volvió a beber. Se había sentido solo toda su vida, pero al final se sentía frustrado y fracasado.

Concluyo este resumen con unas frases suyas especialmente interesantes para los que queremos dedicarnos a la práctica artística:
“El camino para hacerlo mejor, más tarde, es hacerlo hoy lo mejor que se pueda; el progreso vendrá mañana por sí solo”8.
“El arte exige obstinación,…, por obstinación quiero decir un trabajo constante, pero también fidelidad a la concepción, pese a las opiniones de uno y otro”9.
“La pintura recompensa mejor los sacrificios que el dibujo. Pero es imprescindible, para pintar, saber dibujar antes, con relativa seguridad, la proporción exacta y la posición de los objetos”10.
“Para mi, hacer estudios es sembrar, y hacer cuadros es recolectar”11.
“Yo busco ahora resaltar lo esencial, dejando adrede en lo vago lo trivial”12.

1 RABINAD, Antonio. Cartas a Theo. Barcelona, Paidós Estética, 2004, p.179.
2 Ibíd., p.210.
3 Ibíd., p.210.
4 Ibíd., p.266.
5 Ibíd., p.319.
6 Ibíd., p.369.
7 Ibíd., p.395.
8 Ibíd., p.75.
9 Ibíd., p.83.
10 Ibíd., p.92.
11 Ibíd., p.100.
12 Ibíd., p.238.

Para ampliar sobre la vida y obra de Van Gogh:
Van Gogh Gallery
Arte Historia

14 comentarios:

Eloy dijo...

Genial Ana, me ha encantado. Como ves continuo siguiendo tu blog.

Curiosa la frase “Como pintor, yo nunca llegaré a ser importante; estoy absolutamente seguro”.

Es una lástima que a la mayoría de grandes artistas nunca se les haya valorado lo suficiente estando en vida.

Saludos.

Ana Leal Anguita dijo...

Tienes razón. Pero es que los grandes artistas lo han sido, la mayoría de las veces, porque han innovado, han aportado algo nuevo y han roto con el arte aceptado en su momento y por eso han tardado en ser aceptados. Una lástima la verdad. Gracias por tu comentario Eloy. Hasta pronto.

Francisco Doña dijo...

¡Qué magnífica entrada, Ana!
La envidia me corroe, me hubiera gustado escribirla yo...

Bromas aparte, Van Gogh es apasionante. Y tú has expuesto aquí lo esencial de manera brillante. Lo mismo digo de la elección de las ilustraciones. ¡Enhorabuena!

Un abrazo.

Marién Ayllón dijo...

me gusta mucho tu manera de contarnos la historia. Estoy impaciente por ver la siguiente entrada. Gracias

Ana Leal Anguita dijo...

Francisco tienes el poder de hacerme reír, de agradecimiento claro. Muchas gracias.
¿Qué me dices de la trementina? El doctor Gachet pensaba que la locura de Gogh era por esto, o por la bebida. Yo creo que solo era un tipo especial, genio y locura. Un abrazo para ti.

Ana Leal Anguita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Leal Anguita dijo...

Gracias Marién. La verdad es que a mi este pintor siempre me ha gustado mucho. Un profesor mio decía que mucho de lo que se dice de él fue un montaje de su hermano, para una vez muerto, vender bien su obra. Pero lo cierto es que en el libro que resumo lo que se presentan son sus cartas, y dicen lo que dicen. En fin, de todos modos ya se sabe la popularidad al final tiene mucho poder.
Un bezo chica

kikidaki dijo...

Akira kurosawa hizo una película: "Los sueños de Akira Kurosawa", uno de los cuales, "Cuervos" es una brillante viñeta de color interpretada por Martin Scorsese como Vincent van Gogh.

Un estudiante de arte se encuentra dentro del mundo vibrante y a veces caótico dentro de la ilustración de van Gogh, donde conoce al artista en un campo y conversa con él. El estudiante en un momento pierde la huella del artista (quien pierde una oreja y se acerca al final de su vida) y viaja a través de otras obras tratando de encontrarlo. La pintura de Van Gogh Campos de trigo con cuervos resulta ser un elemento importante en este sueño. Para este sueño, Kurosawa ocupa el preludio N.º 15 en Re bemol mayor del compositor polaco Frédéric Chopin.
Es precioso.

Ana Leal Anguita dijo...

Kikidaki buscaré la peli que me dices. Pero vamos, que lo que has contado da para un nuevo post de un blog de arte con música de Chopin y todo. Muchas gracias. Muacc.

Reyes Rodriguez Vicent dijo...

Felicitación por la semblanza tan bien resumida de Van Gogh. Cuando estudiaba Hº del Arte me interesé por la lectura de "Cartas a Teo" y descubrí un Van Gogh diferente a lo que vulgarmente se sabe de él. Me sorprendió, como tú lo apuntas ya, ese nivel cultural tan alto debido a sus lecturas frecuentes y el dominio de varios idiomas. Siempre recuerdo la descripción de un amanecer cuando, montado en el carro de un aldeano que acudía a un mercado, va describiendo con una prosa poética de gran calidad las tonalidades cambiantes del cielo.
El diario de sus pensamientos, de los que tú transcribes algunos, me acompañaron durante mucho tiempo en aquellos años de aprendizaje, como modelo de esfuerzo y constancia. Le dediqué tiempo y llegué a hacer un trabajo sobre este libro porque me "enganchó".

No entiendo a los que "manejan los pinceles", poco o mucho, y no se acercan de vez en cuando a los grandes maestros. Por eso tu blog viene a recordarlo...

Gracias, nuevamente, por tu comentario sobre Miguel Angel. Saludos. R. Vicent

Ana Leal Anguita dijo...

Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que la vida de este artista fue intensa. Me gustan sus reflexiones sobre el arte y como exprime al máximo cada momento de su vida. Cuando decidió ser religioso lo llevó al límite igual que cuando se decantó por la pintura.
Saludos.

mateosantamarta dijo...

Muy interesante este resumen de las inquietudes y trabajos que se reflejan en las cartas. Tengo pendiente una entrada en Arte y Poesía sobre este libro y... quizá sea posible remitir en ella a esta entrada tuya?
La mía incidirá en los aspectos más radicales de esas cartas y de esa vida. Un saludo.

Ana Leal Anguita dijo...

Mateosantamarta, claro que me encantaría que en tu entrada hicieras alusión a la mía. Estoy deseando verla.
Un saludo.

mateosantamarta dijo...

Aún pasará un tiempo, pues estoy releyendo el libro y quizá tenga que hojear un poco otros dos, pero espero saber enlazar con tu entrada. Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...