22 de enero de 2013

JEAN BAPTISTE CARPEAUX

Carpeaux fue un escultor francés, con muchos elementos romáticos, además de barrocos. Nació en 1827 y murió en 1875. Fue discípulo de Francois Rude y heredó bastantes elementos románticos de él.
La técnica de Carpeaux era realista, se centró en los personajes de la vida cotidiana, apartándose del arte clásico de la academia. Sus trabajos son muy cuidados. Le da mucha importancia al claro – oscuro, al juego de luces, al movimiento. Juega con distintas texturas con gran sensibilidad. Intentó utilizar las posibilidades expresivas de la pintura en la escultura. Realizó altorrelieves de gran belleza.

Imagen de la obra La danza de Carpeaux
La danza
La danza es un relieve que está situado en la fachada de la Ópera de París. Dedicado a la danza, representa el baile de unas ninfas alrededor de un genio alado. Es una escena muy decorativa que muestra, en los rostros y los gestos, alegría y placer de vivir. Carpeaux trabaja esta obra con gran naturalidad, la composición es muy dinámica.

Imagen de la obra Ugolino y sus hijos de Carpeaux
Ugolino y sus hijos
Ugolino y sus hijos es una obra muy dramática y expresiva, que representa la tragedia de Ugolino. Este fue condenado a morir de hambre en prisión junto a sus hijos y nietos. La obra nos recuerda a El Laoconte, de la cual se inspira, además de en el infierno de Dante. El autor también fue un admirador del Miguel Ángel, la potencia física de la figura de Ugolino nos recuerda la obra de Miguel Angel: el claro – oscuro, la expresión del rostro. Trabaja esta obra como un boceto, dejando la huella del modelado en la obra final. Gustó mucho en su época, en consecuencia se hicieron muchas maquetas pequeñas para venderlas.
Rodin se inspiró en esta obra para realizar su pensador.

Imagen de la obra Niño cogiendo una caracola de Carpeaux
Niño cogiendo una caracola
En Niño cogiendo una caracola, Carpeaux nos ofrece una obra llena de espontaneidad y naturalidad. Representa a un muchacho desnudo escuchado una caracola con aspecto burlón. La rodilla apoyada, los brazos sosteniendo la caracola, provocan un movimiento, que permite una visión de la escultura dinámica.  

La obra El príncipe imperial y su perro Nero, me parece especialmente buena, pero de ella no tengo imágenes. Les recomiendo que la disfruten visitando el Musée d'Orsay.

Carpeaux influyó mucho en autores del siglo XIX y XX.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...