4 de marzo de 2011

CLAROSCURO VERSUS COLOR

André Lhote en su libro “Tratado del paisaje” nos dice:
“los pintores pueden clasificarse en dos familias bien distintas: los que se expresan sobre todo con el auxilio del color, y aquellos a quienes bastan las variaciones de claro y obscuro en un tono dado una vez por todas.”
Para hablarnos de la pintura utilizando el claroscuro nos presenta la obra de Cuyp “Paisaje con jinetes y ganado”.

Paisaje con jinetes y ganado de Cuyp
Es una obra de tonos castaños dorados. Se pasa del oscuro al claro sin necesidad de recurrir a variaciones de color. “Porque es ley que el empleo de los contrastes de valores implica la renuncia a los contrastes de color”. En esta obra el autor es capaz de modelar sin necesidad de introducir variaciones de color.
Para hablarnos de los pintores del color escoge la obra de Van Gogh “Al margen de un arroyo”.

Al margen de un arroyo de Van Gogh
Los coloristas no utilizan todos los colores en sus cuadros, sino una determinada escala cromática. En este cuadro de Van Gogh los colores fundamentales son el rojo y el anaranjado, los otros colores complementarios, nacen de su contraste con los principales. “El colorista no utiliza todos los colores del prisma en estado puro; un color violento basta para vivificar la composición.”  “Dos colores mayores bastan en general – a menudo uno cálido y uno frío-, siendo uno más violento que el otro. Los demás colores, disminuidos al extremo, se animarán por contraste con los colores principales. “

Luego están los que presentan una mezcla de los dos procedimientos, como “La Huída a Egipto” de Patinir, donde las dos técnicas se armonizan. Para ello es necesario que cada técnica realice concesiones a la otra. Las dos no se pueden presentar simultáneamente su estado máximo.

La huida a Egipto de Patinir


6 comentarios:

Reyes Rodriguez Vicent dijo...

Muy interesante esta reflexión sobre el color. Personalmente cada uno opta o se define, (más bien es su propia sensibilidad quien elige el camino), por cualquiera de las opciones.

En mi caso me ha encantado la primera y la tercera. Me gusta el color, incluso buscando la riqueza de los contrastes, pero matizado.
Saludos y un abrazo. Reyes

Ana Leal Anguita dijo...

Cuando se opta por el claroscuro queda más natural, creo yo.
Gracias por tu comentario Reyes

Manuel Sánchez Acero dijo...

Aunque siempre me ha encantado la trayectoria en las obras del genial Van Gogh, en este caso prefiero los claroscuro de las otras dos obras que has planteado.

Un abrazo fuerte, Reyes,

Manu UC.

Ana Leal Anguita dijo...

A mi me pasa igual Manu.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

PACO HIDALGO dijo...

Casi se me pasa esta entrada, Ana. Me ha encantado conocer la obra de Cuyp; es asombrosa, como irradia luz ese camino, parece que la luz parte de él y no es el reflejo de sol. Interesantes estas reflexiones. Saludos.

Ana Leal Anguita dijo...

Gracias Paco. A mi me gusta mucho como el rebaño se integra con el camino. Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...